Camellia Mujeres que toman té

Esta es una antología de cuarenta y nueve poetas latinoamericanas que Marisa Negri reunió en amorosa ceremonia poética para darnos de leer. “Sesenta y cuatro poemas, tantos títulos como hexagramas tiene el I Ching que podrían ser leídos arrojando al aire tres monedas chinas”, dice Marisa, y ordena los versos con precisión de relojero en siete partes: Sanar, Crecer, Leer, Ser, Amar, Olvidar y Beber.

Compartimos el prólogo de Male Higashi:

Un té propio

Imaginen la siguiente escena. Río Kamo en Kioto, Japón. Una tela azul intenso con arabescos blancos sobre el pasto. Una taza de té, un batidor de bambú y un recipiente con matcha (té verde en polvo). Voy a hacer una ceremonia del té al aire libre. Mis invitados son argentinos y están de visita. No los conozco, son amigos de amigos que llegaron a mi por la curiosidad del té. Casualmente los dos se llaman Martín. Uno de ellos trae un termo con una tisana de ortiga. Me explica que durante todo el año hizo una rueda de plantas medicinales. Esta es la última. Tiene que tomar un litro cada día durante un mes. “La toman las madres para la lactancia y también los ancianos que están por morir”, me dijo. Dos extremos que se tocan: la vida y la muerte. En la previa a una ceremonia del té en el corazón de Kioto me pregunto por primera vez qué significa tomar el  té en Argentina. 

***

La pregunta vuelve a mi mucho tiempo después ya asentada en casa. ¿Cómo se toma té en la tierra del mate? ¿Qué lugar ocupan las infusiones en la cultura argentina? Los rumores dicen que las primeras semillas de camellia sinensis llegaron al continente en las mangas de un jesuita. Otra historia cuenta que fue un sacerdote ucraniano quien introdujo las semillas en la Colonia Tres Capones en Misiones. Hoy, esa provincia es la novena productora de té del mundo. De las historias fundacionales paso a la música y en el fondo de mi cabeza resuena una canción de la infancia. María Elena Walsh y su invitación a tomar el té, “la tetera es de porcelana pero no se ve”, que da paso a los acordes de Soda Stereo, “las tazas sobre el mantel” en un Té para tres. 

Aquel día de té en el Río Kamo pensé en las culturas ancestrales, en los rituales de té. En la tradición de rueda de plantas, estas se beben en forma de infusión. El proceso dura nueve meses, de marzo a diciembre. Es una práctica que nació entre los pueblos originarios y que se fue transmitiendo oralmente hasta el día de hoy. Un diálogo con las plantas, plantas medicinales, la rueda como ciclo ¿Se puede pensar este tipo de tradiciones como el origen de una cultura nuestra? ¿Qué otros rituales de té nos convocan? Las preguntas quedan flotando en el aire junto con las canciones.

**

Este un libro de poemas de té, pero es especialmente un libro acerca de mujeres que toman el té. Quizás todo ese universo esté asociado a lo femenino: el cuidado, la delicadeza, la dedicación. Tomar el té pero también prepararlo. Para una, para otros. En los poemas de este libro aparece una cadena femenina: las abuelas, las madres, las hijas. La inmigración, tés de paisajes familiares, la vajilla querida, las migas en el mantel, los bordados, la lectura de las hebras en la taza como si se leyera la borra del café. 

Sin dudas tenemos nuestros rituales propios y en las líneas que siguen están atravesados por la tristeza, el deseo, los recuerdos. El agua hierve, el tiempo transcurre, o también, reposa.  La periodista feminista Mona Chollet describe muy bien este estado: “Preparar el té significa la posibilidad de dejarse caer en una duración apacible, la de la conversación, la lectura o la escritura. Cuando visito un interior que me gusta, lo que termina de seducirme es ver una bella tetera sobre la mesa o el estante. Para mí el té representa el tiempo en estado líquido, caliente y perfumado”. 

***

El camino del té fue para mí una revelación, un mundo que se fue abriendo de a poco hasta que lo tuve suficientemente madurado como para animarme a ir por su sendero. El Chado o Chanoyu, la práctica de ceremonia del té japonesa, es una herencia que viene de mi abuela Emiko pero también de la tierra de mis antepasados. El momento de contemplación silenciosa con una taza de té caliente entre las manos si me toca ser invitada, o el de preparar una taza de té, vistiendo kimono, batiendo el té con las suaves pinceladas del chasen, ser testigo del momento en que el polvo matcha se fusiona con el agua y que de esa combinación el resultado sea una taza espumosa de té; compartir esa taza con quien está sentada en el tatami viendo cómo sucede la ceremonia es para mi un estado de felicidad. 

De la boca de Marisa escuché nombrar una vez la idea de entrar al tiempo del té, que es también el tiempo de la espera, de la contemplación. Este libro es una invitación a cruzar el umbral y sumergirse en esa temporalidad suspendida. El té como superstición, como abrigo y refugio. Puerta al pasado o sostén en el presente. Un momento compartido o a solas con una misma. Estos poemas hablan de nosotras y también de nuestra cultura de té. 

Malena Higashi

Buenos Aires, Marzo 2020.

Autoras: María Teresa Andruetto / Silvia Arazi / Glauce Baldovin / Emma Barrandéguy / Melisa Bendersky / Susana Cabuchi / Silvia Castro / Flor Codagnone / Marina Colasanti / Marilyn Contardi / Alejandra Correa / Graciela Cros / Julieta Desmarás / Celeste Diéguez / Marisa Do Brito Barrote / Maite Esquerré / Estela Figueroa / Gabriela Franco / Griselda García / Laura García Del Castaño / Alicia Genovese / Paula Giglio / Ana María Grandoso / Irene Gruss / Georgina Hassan / Bernardita Hurtado Low / Natalia Leiderman / Natalia Litvinova / Fernanda Maciorowski / Circe Maia / Natalia Mana / Marisa Martínez Pérsico / Carina Rita Medina / Luciana Tani Mellado / Westonia Murray / Romina Olivero / Olga Orozco / Valeria Pariso / Gabriela Piccini / Adélia Prado / Aixa Rava / Luciana Reif / Candelaria Rojas Paz / Cynthia Szewach / Mora Torres / Susana Villalba / Paulina Vinderman / Julia Wong Kcomt / Laura Yasan

Selección: Marisa Negri / Prólogo: Malena Higashi

Ilustradora: María Alicia Favot

Editoral: Tanta Ceniza

Más información en https://tantacenizaeditora.com.ar/#!/-inicio-2/

///////////////////////////////////////////////////

A quienes quieran seguir recorriendo el camino del té, los esperamos en “Un Japón propio: Conversaciones”​,​ un ciclo de encuentros ​que busca inspiración en Japón y en los cruces con nuestra propia cultura latinoamericana.

En cada encuentro Male Higashi propone un tema y un invitado o invitada especial que comparte sus saberes y su experiencia sobre la cultura nipona. Todo el material compartido es cuidadosamente elegido para que nos inspire a seguir explorando. Nos juntamos una vez por mes, los últimos martes de mes. Si no podés participar ​en vivo, te lo mandamos grabado.

Nuestro próximo encuentro es el martes 27 de julio de 19 a 20.30hs vía Zoom​ y trata sobre​ “Japón epistolar: del mapa imaginario al espacio visitado ”, una conversación con Paula Hoyos Hattori.

Desde hace siglos Japón despierta el interés de los viajeros y de aquellos que quieren visitarlo. Pero ¿cómo era el Japón imaginado y qué descubrieron los viajeros europeos (jesuitas, holandeses, etc.) en el Japón que finalmente conocieron? ¿Qué conceptos, elementos o ideas que circulaban en el siglo XVI siguen vigentes hoy? ¿Cómo fue esa primera impresión sobre el pueblo japonés y cómo se fue actualizando con el paso del tiempo?​ .

Más información en www.nauexperiencias.com

#chado #té #camelliamujeresquetomanelté #tantaceniza #japon #nikkei #poesía #malenahigashi #ceremoniadelte #tantacenizaeditora #marisanegri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *