Meditación en movimiento

Un encuentro de té es una manera de resaltar las sutilezas de los ciclos naturales y disfrutar de esos pequeños detalles a partir de los objetos que se utilizan. Estos, por su diseño, su funcionalidad o su nombre poético, transmiten un sentimiento relacionado con el otoño, la primavera, el verano y el  invierno.

“La ceremonia del té tiene múltiples significados y mucha influencia del budismo zen -explica Malena-. Se la conoce con los nombres de Chado, el camino del té, o Chanoyu, agua caliente para el té. En Japón, en las escuelas tradicionales, es un arte que se transmite de generación en generación, de padres a hijos. Es una meditación en movimiento, una manera de vaciar la mente, de contemplar cosas bellas y de estar en el momento presente, eso es muy importante”.

Existen distintos procedimientos para preparar el té. Uno de ellos es Chabako, de mediados del siglo XIX. La particularidad es que todos los elementos están contenidos en una cajita (Chabako) y que se puede hacer al aire libre. Este procedimiento se llama Unohana chabako. Unohana es una flor japonesa que crece en el mes de mayo y está relacionado con el verano.

Se usa un cucharón de bambú para tomar el agua caliente y servir agua fría o agua caliente y una pequeña pava. Siempre se sirve matcha, te verde molido, en polvo, que se bate con un batidor de bambú. La taza se llama chawan y es una taza sin asa. Hay dos maneras de prepararlo: Usucha (té liviano) o koicha (té espeso). 

Se sirven unos dulces, que se comen antes de té, a diferencia de otras culturas donde se mezcla la infusión con las comidas. En este procedimiento de Chabako se sirve un tipo de dulce que puede ser un caramelito llamdado kompeto, de origen portugués y en este caso, se servirá también un dulce hecho a base de una fruta azucarada, mientras que en el koicha se sirve otro tipo de dulce, húmedo, relleno de anko (pasta hecha con poroto azuki y azúcar).

Para seguir conociendo los secretos de esta ceremonia te recomendamos la nueva exhibición: “Chadō: el camino del té y la cultura de las cuatro estaciones, en el Museo Nacional de Arte Oriental.

La muestra, con entrada libre y gratuita, está organizada en conjunto con Urasenke Argentina, institución que cumple 65 años y que se dedica a enseñar y difundir la sagrada ceremonia del té.

Está curada por Male Higashi, nuestra anfitriona en la experiencia del Chado de Primavera

#nauexperiencias #regalaexperiencias #chado #malenahigashi #uransenke

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *