Silvina, la escondida.

“Crecí buscando algo que sirviera para escribir un cuento” dice Silvina Ocampo

“Hermana de Victoria Ocampo, esposa de Adolfo Bioy Casares, amiga íntima de Jorge Luis Borges, una de las mujeres más ricas y extravagantes de la literatura en español: todos esos títulos no la explican, no la definen, no sirven para entender su misterio.” asegura Mariana Enriquez en “La hermana menor”.

Silvina se definía a sí misma como “el etcétera de la familia” pero dicen que este segundo plano le jugó a favor porque eso le dio libertad para hacer y escribir lo que quisiera.

Escribió libros de cuentos como “La furia”, “Las invitadas” e “Informe del Cielo y del Infierno” y obras de poesía como “El viaje olvidado”, “Lo amargo por lo dulce” y “Poemas del amor desesperado”. Tiene también algunas novelas pero Silvina es muy clara sobre el género que prefiere: Yo creo que el cuento es superior a la novela. Como género, digo. El cuento es lo primero que ha existido en la literatura. Existe como Adán y Eva. Como un algo que inicia todo. Es genético, diríamos. Podríamos remedar a la Biblia: “Lo primero fue el cuento”. Para mí fue algo primordial, en mis primeros años. Era lo principal. Yo me formé leyendo cuentos. Y mi imaginación hizo el resto, porque no sólo lo conocía al cuento como género, sino que lo esperaba, lo buscaba por todos los rincones. “

“La hermana menor” de Mariana Enriquez es un retrato de una mujer tan genial como desconcertante donde se combinan las conversaciones con quienes fueron amigos o conocidos, citas de los diarios de Adolfo Bioy Casares y referencias de sus cuentos, cartas y poemas

El libro está dividido en capítulos cortos que son como pequeños retratos dentro del gran retrato Veintiséis títulos que son citas de Silvina y parecen versos sueltos:

Yo quiero que me quieran; No se puede ver la forma bajo la confusión de tantos colores; Donde las nubes son las montañas; Reina, Madrina, Victoria; Florecían rulos de sangre; Lo odié por causa de un perro; La imaginación razonada; Ve cosas que ni el diablo ve; Nadie sabe cuánto me esforcé por imaginarla preciosa; Como para no estar muerta con este día; A.B.C.: “ The rest is lies”; Si pensaran, se suicidarían; Las cosas más maravillosas y las cosas más terribles del mundo; Las hormigas se han comido todo el azúcar; Una condena y un placer; Uno estaba con ella y se olvidaba que era fea; Lo perverso se le notaba; Que no renazca el sol, que no brille la luna; Ladrona en sueños; Te podía matar de hacerte hacer cosas; Por la orilla del mar, sobre mariposas; Ella era muy original; Mi vida no tiene nada que ver con lo que escribo; Siempre jugué a ser lo que no soy; Quisiera escribir un libro sobre nada; La lluvia, los gatos.

Compartimos dos cuentos de Silvina O. , leídos por Ana Quiroga.

Sólo hay que hacer click en el enlace para escucharlos:

El vestido verde aceituna

El caballo muerto

Esperamos que los disfruten y quedan invitados a nuestro grupo de lectura “Club de cuentos” con Ana Quiroga, en encuentros quincenales, los jueves de 10 a 12 hs.

Empezamos este jueves 21 de mayo. Más info e inscripciones en https://www.nauexperiencias.com/club-de-cuentos

Te esperamos.

#nauexperiencias #cuentos #silvinaocampo #clubdecuentos #anaquiroga #clubdelectura #lecturascompartidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *